Pasado el verano, los Amigos del Real Jardín Botánico retomamos las actividades.

El Torcal de Antequera

El sábado 30 de septiembre, un grupo numeroso de socios, efectuamos una visita y sendero guiado de los Ammonites por el Torcal. Tuvimos la suerte de disfrutar el paseo de tres horas con una guía muy preparada en todos los campos: geología, fauna, botánica, aprendimos mucho con ella y nos hizo la caminata muy amena. Visitamos El Torcal de otra forma muy distinta y por recorridos a los que no tiene acceso el público. El parque tiene 93 especies distintas de animales, por la temperatura que empezaba a subir no vimos ninguno.

Amonites en el Torcal

Empezamos a caminar y enseguida empezamos a ver fósiles de gran tamaño en las rocas, mayormente Ammonites y Belemnites, a la vez que nos explicaba algunas plantas, entre ellas el Gordolobo, o el “papel higiénico” de los pastores y caminantes. El parque tiene muchas simas y cuevas, se metió en una sin darnos cuenta pues no se apreciaba y no estaba a la vista, la cueva era grande pero en su interior había además una sima, peligrosa de entrar, donde había vivido durante 18 años un lugareño que se escondió huyendo durante la Guerra Civil. Así seguimos monte arriba hasta llegar a una dolina o torca, como llaman por aquí las gentes del lugar, muy interesante. En el camino había un árbol de gran porte, escasos en el parque, era un Arce de Montpellier, desde aquí ya empezamos a bajar hasta llegar al punto de partida.

Los dólmenes

dólmenes en Antequera

Después del almuerzo, nos acercamos a ver los dólmenes, visita guiada con el arqueólogo, que nos alegró la tarde de lo ameno e interesante que estuvo la visita, además en el Centro de Visitantes pudimos ver en un video muy interesante, que nos explicaba  la magnitud de esos grandes bloques de piedra y la manera de trasladarlos.

 

Con estos guías que tuvimos la suerte de disfrutar, da gusto viajar. Nos quedamos todo el grupo muy contentos y con ganas de realizar otras salidas.

Texto: Mª Nieves Torrent

Fotos: Manuel Tena