Ayer, un grupo de socios realizamos la ruta de senderismo al santuario de la Virgen de Linares. El tiempo nos acompañó con un sol primaveral. A consecuencia de las lluvias caídas los días anteriores, había grandes charcos en el camino e incluso tuvimos que pasar agarrándonos a una valla, pero ésto no impidió que siguiéramos con la ruta. Pudimos contemplar el Puente de los Piconeros rodeado de una frondosa vegetación.

ruta de senderismo al santuario de la Virgen de Linares

Conforme nos acercábamos a la sierra, dos tiros bastantes cercanos nos dieron un buen susto, por lo visto había una montería cerca, hasta que nos alejamos y llegamos a un arroyo que aunque iba bastante crecido lo pudimos cruzar por las piedras colocadas a propósito. Sin más incidencias seguimos nuestra ruta entre jaras, durillos, romero,… y otros matorrales que impregnaban el aire de excelentes aromas.

Ahora nos sorprende a la vista una cuesta bastante empinada que cada uno fue superando a su ritmo y que nos llevó hasta un tramo de bosque de ribera muy bonito y bien conservado, en torno a un pequeño arroyo que circula serpenteando en un cauce cada vez más profundo. Sin más novedad, llegamos al santuario donde descansamos un buen rato hasta que iniciamos el regreso por La cañada Real Soriana que en este tramo coincide con la ruta mozárabe del Camino de Santiago. Aunque pensamos en subir al autobús cuando llegaramos a la urbanización Paraíso Arenal, todos nos encontramos con ánimo y fuerzas para seguir hasta Córdoba. Fue un paseo muy agradable. ¡Hasta la próxima!