Descripción botánica y origen

“Punica granatum” Fam. Lythraceae: (anteriormente este género se incluía en una familia separada, la Punicaceae, pero recientes estudios filogenéticos han demostrado que pertenece a la familia Lytraceae, dentro de la familia Punicoideae).

El nombre genérico, Punica, proviene del latín pūnĭcum y alude a los fenicios (concretamente a la civilización derivada de estos, la cual englobaba a la ciudad de Cartago y territorios dependientes, por lo que se le denomina Civilización o Cartaginesa), activos impulsores de su cultivo, mientras que granatum, el epíteto específico, deriva del adjetivo latino grānātus, que significa ‘con abundantes granos’.

En cuanto al origen, este árbol es originario de la región que abarca desde Irán hasta el norte de los Himalayas en la India, y fue cultivado y naturalizado en toda la región del Mediterráneo desde la antigüedad, principalmente por los Cartagineses.

Se sabe del cultivo de la granada, desde hace al menos 5.000 años en Asia occidental y en el Norte de África; se plantaba en los jardines colgantes de Babilonia.

Desde el punto de vista más puramente botánico, es importante realizar algunas el granado, es un árbol o arbusto de hoja caduca, de grandes dimensiones que puede alcanzar los 6 metros de altura. Se encuentra naturalizado en la región del Mediterráneo, Sudamérica y sur de Estados Unidos.

  • Hojas: caducas, raramente espinosas entre oblonga y lanceoladas (de hasta 7,5cm.)
  • Flores: campaniformes (de aproximádamente 3,75cm de diámetro) que aparecen solas o en ramilletes en los extremos de las ramas a finales de verano o principios de otoño.
  • Fruto: puede medir hasta 12,5cm de diámetro y son de color entre amarillo-anaranjado y rojizo. En terminología botánica, el fruto del granado es único, denominado “Balausta” donde al tejido fino interior se le llama “Tastana”.
  • Semillas: cada una de ellas recubierta de una jugosa pulpa comestible llamada “Sarcotesta”. Ésta, pone de ejemplo el fenómeno de la “Zoocoria” (del tipo en este caso “endozoocoria” por aves, también llamado “Ornitocoria”). Las semillas son tragadas por los pájaros, atraídas por la sarcotesta (cubierta de la semilla): el ave se alimenta, y el árbol logra que su semilla se disperse a través de los excrementos de éstas. Así conseguimos que las nuevas plantas al germinar estén alejadas de la planta madre, no compitan con ella por los nutrientes, y evitando la “consanguinidad” de nuevos ejemplares.

Cultivo

La importancia económica de este cultivo en España es notable. Es uno de los principales productores del mundo, se exporta a Centroeuropa, siendo el mayor productor. Superficie total de cultivo +/-2.500ha y producción de 20.000tm, siendo Elche, Alicante y Murcia los principales productores.

Es un frutal alternativo, donde las malas condiciones del suelo, o la escasa calidad del agua de riego impiden la explotación rentable de otros frutales. En España, es frecuente que el granado se asocie a otros frutales como la higuera y la palmera datilera, ocupando la mayoría la mayoría de las veces los peores terrenos.

Requerimientos edafoclimáticos

Clima: el más conveniente es el subtropical, e incluso el tropical. En climas subtropicales es donde se obtienen los mejores frutos, ya que el período de temperaturas elevadas coincide con la época de maduración de las granadas. Exige mucha agua y frescura para sus raíces, pero aguanta muy bien la sequía. El frío no lo aguanta bien, y es muy sensible a las heladas tardías, cuando el árbol ya ha
comenzado su ciclo vegetativo. Prefiere el calor al frío. En pleno invierno resiste temperaturas menores de -7ºC.

Suelos: no es exigente en suelo. El ideal es uno ligero, permeable, profundo y fresco. En terrenos de secano, la sequía, en momento de floración, puede provocar la caída de la flor, provocando una disminución de la producción. En regadío, sus necesidades hídricas son reducidas. Abusos de riego, poco antes de entrar el fruto en envero, puede ser causa de agrietamiento.

Material vegetal

Tipos de granados que se cultivan: comercialmente existen dos variedades, y una tercera, es otra variedad proveniente de la zona de Oriente Medio, la cual tiene la peculiaridad de que los frutos son sin pepitas.

Variedades comerciales:

  • Mollar de Elche (cosecha entre octubre-noviembre)
  • Mollar Valenciana (cosecha de variedad temprana; precios de venta más altos debido a la escasez del producto en esa época)
  • Variedad sin pepita
  • Variedad enana: “Punica granatum (var. nana)”

Propagación: se puede hacer por semilla, eligiendo granos de frutos ácidos. Aunque maduran fácilmente, este modo es poco usado por el largo tiempo que necesita. La más utilizada es por estaca: En febrero o marzo se cortan estaquillas de 20-25cm de longitud y 0.5cm de diámetro. Enterraremos las estacas dejando sólo una yema (todas las demás, bajo tierra). Estas estaquillas enraizarán rápidamente, y a la primavera siguiente ya se podrán trasplantar.e

Plantación: la mejor época es poco antes de primavera (febrero-marzo), en el estado de plantón de dos años.

Riego: los riegos se suprimirán por completo cuando el fruto entre en envero, evitando así el agrietamiento.

Plagas:

  • Pulgón (“Aphis sp.”): este insecto liba la savia de la planta provocando importantes daños.
  • Barrena (“Zeuzera pyrina”): es un lepidóptero. Ciclo de vida: al final del invierno las larvas que han pasado esta estación en reposo refugiados en galerías perforadas en ramas principales o el tronco, reinician su actividad y tienden a situarse en las proximidades del punto de entrada; poco después cesan su actividad e inician la crisalidación. Los primeros adultos aparecen a finales de mayo, realizando la hembra la puesta a las pocas horas del acoplamiento, en lugares protegidos. Las larvas neonatas alcanzan la parte terminal de los brotes para penetrar por ellos: es la “primera galería”. Durante el mismo año perforan dos o tres galerías más, hasta concluir en el tronco o en rama gruesa. Normalmente tardan dos años en completar el ciclo biológico.

Enfermedades:

  • Podredumbre del fruto (Botrytis cinérea): Es provocada por un hongo. Es la enfermedad más importante del granado. Provoca podredumbre de la pulpa. Esta enfermedad penetra en el interior por el pistilo, quedando este negro, y la piel externa intacta. No existe remedio para combatir la enfermedad, desarrollándose en condiciones de humedad.
  • Frutos abiertos: exceso de agua a partir de cuando comienzan a madurar.
  • Frutos resecos: exceso de exposición al sol.

Propiedades y usos

Es bastante llamativo que, en todos los estudios que se van realizando sobre esta especie, aparezcan nuevas propiedades beneficiosas para nuestro organismo, originando nuevos campos en la investigación médica. Sus principales utilidades, y sus beneficios para la salud, quedan resumidos a continuación:

Propiedades alimentarias

Es una fruta de muy bajo valor calórico debido a su escaso contenido de hidratos de carbono. El componente mayoritario es el agua y en lo que se refiere a otros nutrientes, tan sólo destaca su aporte mineral de potasio. Este mineral es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviniendo en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Propiedades medicinales

Cáncer de mama: La granada posee “ácido elágico”, el cual, inhibe la “aromatasa” (una enzima que convierte los andrógenos en estrógenos, siendo clave en la carcinogénesis). Por lo tanto, inhibe el crecimiento del cáncer de mama. Para el cáncer de próstata y pulmón, son los “flavonoides” (pigmentos vegetales que tiene la semilla, y que hacen que la semilla tenga ese color tan llamativo), los que actúan en su prevención.

Enfermedades degenerativas, cardiovasculares: la granada destaca por sus propiedades antioxidantes, más que el té verde o el vino tinto. Esto lo proporcionan también los “flavonoides”.

Obesidad/adelgazamiento: muy indicado para regímenes y dietas debido a sus propiedades diuréticas y su bajo contenido en calorías.

Diarreas, cólicos, flatulencia, estómagos delicados: tanto el velo interno del fruto (“tastana”), como las paredes internas de la corteza, son ricas en “taninos”, los cuales actúan contra este tipo de dolencias, debido a sus propiedades astringentes.

Gota (altos niveles de ácido úrico): la granada posee “ácido cítrico”, el cual ayuda a eliminar el ácido úrico y sus sales mediante la orina.

Hipertensión: aumenta las cantidades de potasio, disminuyendo la de sodio.

“Viagra natural”: según la Universidad de Edimburgo, un vaso de granada diario tiene efectos similares a la Viagra. Durante dos semanas aumenta un 30% la testosterona, aumentando el deseo en hombres y mujeres. Como efectos secundarios, en hombres aumenta el vello facial y la voz se hace más grave, mientras que en mujeres fortalece músculos y huesos. El aumento de testosterona tuvo otros dos: mejora del estado de ánimo, memoria, y reducción del estrés, gracias a la disminución de la hormona con que se relaciona (cortisol).

Dientes y encías: en las civilizaciones de la antigua China, se realizaban enjuagues bucales con la “tastana” (velo interior), pimientas, sal y jengibre molido, que servían para fortalecer dientes y encías.

Otras utilidades

Tintórea: la cáscara de la granada seca y troceada sirve para hacer tintes naturales. Se obtiene un color amarillento.

Bonsái: el granado es uno de los árboles preferidos para realizar bonsáis.

Bebidas: Granadina (jugo de granada más medio limón y azúcar; todo hervido) o Ponche de Granada, que ya tiene contenido en alcohol.

Gastronomía: ensaladas. Muhammara: comida siria a base de pimientos rojos, nueces, pan rallado, zumo de granada, sal, comino, aceite y ajo.

Historia

Testimonios de su consumo se recogen en todos los documentos antiguos. Se sabe del cultivo de la granada, desde hace al menos 5.000 años en Asia Occidental y en el Norte de África, y como comentamos anteriormente ya se plantó en el siglo VI en los “Jardines colgantes de Babilonia”.

Muy apreciado en las zonas desérticas, ya que está protegido de la desecación por su piel gruesa y coriácea, lo que permitía que las caravanas pudieran transportar su fruta grandes distancias, conservando sus apreciadas cualidades.

Prácticamente todas las civilizaciones antiguas, han considerado la granada como un símbolo de amor, fortaleza, fertilidad (por tener la granada gran cantidad de pepitas, era considerada en la antigüedad como un símbolo de fertilidad y fecundidad) y prosperidad. Por ejemplo:

    • Según la mitología griega, el primer granado fue plantado por Afrodita, la diosa griega del amor y de la belleza, mientras que el dios del infierno Hades, le ofreció su fruto a la bella Perséfone para seducirla.
    • Los antiguos egipcios eran enterrados con granadas. Los babilonios creían que masticar sus granos antes de las batallas los hacía invencibles.
    • En Java, está asociada a ciertos ritos que acompañan el embarazo.
    • En China, se tiene la costumbre de ofrecerle una granada a los recién casados como auspicio de una descendencia numerosa (el color rojo de esta fruta es considerado por la tradición china un color que atrae la buena fortuna).
    • En Roma era habitual que las novias llevasen un tocado de ramas de granado.

En el Islam se considera uno de los árboles del Paraíso, conforme a referencias coránicas y de las tradiciones del profeta Mahoma.

  • La granada tiene un cáliz con forma de corona. En la tradición judía fue el diseño original, que inspiró para hacer las coronas.
  • Según Shakespeare, bajo su follaje se ocultó Romeo para cantarle una serenata a Julieta.

En cuanto a la “heráldica”, la granada forma parte del escudo de la ciudad de “Tacna”, al sur de Perú. Desde 1492 una granada forma parte del escudo de España, y también del de Colombia. Son los únicos estados del mundo con una granada en sus emblemas nacionales. Granada, antigua capital del Reino Nazarí de Granada en la Edad Media y fundada en el siglo X, es el nombre de la actual ciudad española, así como de su provincia.

Un super-alimento

Por tanto, solo nos quedaría comentar, a modo de conclusión, que no consideramos a la granada como una fruta cualquiera, sino un “super-alimento”. Sus magníficas propiedades, sobre todo medicinales, así lo atestiguan. De ahí nuestro interés en realizar este monográfico, con el que pretendemos que la granada deje de tener un protagonismo secundario en las estanterías de nuestras fruterías, pasando a ocupar lugar preferencial en cuanto a su consumo e interés por la población.

Enrique Fernández Marín
Área de Educación
INGEMA Real Jardín Botánico de Córdoba