Magnífica conferencia la que nos ofrecieron Teresa Pérez y Joaquín Rodero el pasado 10 de abril de 2016.

La veneración que el pueblo japonés siente por la Naturaleza ha tomado cuerpo en el jardín, en sus diversas manifestaciones: roca, agua, arena rastrillada, vegetación, arboleda, bambú… Pureza, simplicidad, elegancia, armonía o amor a lo efímero son sus fundamentos.

linterna en jardín japonés

Linterna en el jardín japonés de Kenrokuen

Todos los elementos se combinan en la creación de un arte que adopta la esencia de la Naturaleza y establece un puente entre ésta y el ser humano.

Estamos deseando que Teresa y Joaquín vuelvan a deleitarnos con otra conferencia-exposición donde nos introduzcan en la ceremonia del té, chanoyu, y el lugar central que ocupa en la cultura japonesa. Y nos hablen de la armonía entre arquitectura y paisajismo que la mentalidad japonesa percibe como natural.